Antiguas Alfombras de seda

Vea nuestra extensa colección de alfombras de seda de los principales países productores de alfombras

Alfombras de seda – Las alfombras de seda son las más lujosas producciones de su tipo.  La cultura de la seda y la producción textil de seda tuvo sus principios en China, a pesar de que no son reconocidas allí hasta el siglo XVII. La fabricación de textiles de seda se establece en Persia durante el Periodo Sasánida ( siglo III al VII ). En consecuencia, solo habría sido posible para los persas de esa época o los de los primeros tiempos islámicos haberse adaptado a la producción de alfombras de seda. Pero hoy todavía no esta claro si es China o el Oriente Islámico quienes iniciaron la fabricación de alfombras de seda. De todas formas, las primeras alfombras de seda existentes solo son de hecho pedazos persas del periodo Safavido. Eventualmente, las alfombras hechas totalmente de seda o solo parte fueron practicadas para todas las alfombras Orientales – regiones productoras – Persia, Turquía, Turkmenistan,Tíbet y China. En los mejores ejemplos, no solo la pila pero incluso la fundación ( tramas y flecos de urdimbre) están hechas de seda. Las alfombras de seda son de lujo, no solo debido a la fina textura y a las reflexiones, las propiedades luminosas de la pina, sino también por la calidad de su color. La seda permite a los tintes tener una riqueza e intensidad que no puede ser igualada ni con la lana más fina.

La seda es una fibra mágica que es increíblemente delgada y sorprendentemente fuerte. Incluso cuando se utilizan pequeños puntos para definir y adornar diseños, la tez de una alfombra o textil puede cambiar completamente. La mano de  las alfombras de seda y textiles es rica y suntuosa. Estos rasgos corresponden con la luminosidad de los colores cuando la luz se refleja en la estructura prismática de la fibra. La seda es ágil pero excepcionalmente resistente. Como a toda mercancía, se le construyó una ruta comercial que es ahora la más famosa del mundo, creando leyendas inmortales. Hoy en día, la seda sigue siendo la fibra de lujo por excelencia. El valor intrínseco y la belleza de la seda está destinado a eclipsar a todas las demás fibras naturales y sintéticas conocidas por el hombre.

El aspecto inconfundible de las alfombras de seda antiguas

Las alfombras de seda tienen una luminiscencia inconfundible, un brillo y una textura suave suntuosa. Esta fibra de lujo tiene un efecto mágico cuando se utiliza para en alfombras artesanales o cuando se utilizan como acentos decorativos para dar un toque de diseño o un brillo resplandeciente. Más delgado que un cabello humano, las fibras de seda tienen una estructura cristalina que refracta la luz del ambiente y produce el aspecto brillante y elegante que esta fibra natural es famosa por. Aunque desenrollar la seda de un capullo resulta tedioso, el resultado es tan impresionante que vale la pena el trabajo. Estas magnificas alfombras fueron producidas sobretodo en India, China, Persia y Turquía. Las alfombras de seda son de una belleza incomparable y la apariencia de lujo las hace excepcionalmente deseables. Cuando están en el suelo o colgadas en una pared, hacen un efecto impresionante.

Visiten nuestra colección actual de hermosas y antiguas alfombras de seda: